Rincones Secretos de París

0

París es una ciudad que desde hace años está asociada a la típica imagen de la Torre Eiffel, la Catedral de Notre Dame, la típica escena de las parejas tomando una copa de vino en una terraza del centro de París… pero en realidad, París es una de las ciudades europeas que cuenta con más rincones secretos.

Algunos de los rincones secretos que vamos a compartir a continuación no aparecen ni en la mayoría de las guías turísticas que hemos comprado, así que preparar papel y lápiz! (o más bien, la impresora!).

Hemos agrupado los diferentes rincones secretos de París en categorías para que os sea más fácil organizaros, pero la idea de éste artículo es que sigamos añadiendo secretos conforme los vayamos encontrando.

O mejor aún, si descubrís algún otro rincón o rincones secretos de París, dejad un comentario más abajo con vuestros favoritos si es que no están ya en la lista :)

Jardines secretos de París

Jardin Sauvage Saint-Vincent

Justo detrás del edificio de la “Basílica del Sagrado Corazón” y al lado de las viñas de Montmartre, se encuentra el Jardín Salvaje de Saint-Vincent. (Ver ubicación en Google Maps).

Éste jardín es muy antiguo, aunque fue en 1987 cuando la ciudad de París decidió crear un poco de orden dentro del laberinto de árboles, plantas silvestres, arbustos y demás… para crear lo que podemos encontrar hoy en día, un punto clave dentro del programa de biodiversidad de la ciudad.

Lo que hace a éste jardín más especial es que sólo abre un par de veces al mes para que la vegetación y los pequeños animales que lo habitan no sufran por culpa de los que lo visitamos.

Tiene casi 1.500 metros cuadrados, por lo que si tienes suerte de pillarlo abierto, te dará tiempo a dar un buen paseo y visitar sus estanques donde se pueden oir cientos de ranas y sapos croar durante las noches de verano ;)

Jardines de Albert Kahn y museo

Uno de los jardines más grandes que hay en París, con casi 40.000 metros cuadrados de vegetación, estanques, caminos y con numerosas especies de pájaros y otros animales.

Está justo al lado de la estación de metro de Boulogne / Pont de Saint-Cloud en la zona oeste de París y la visita merece totalmente la pena. (Ver ubicación en Google Maps).

El jardín está dividido en diferentes zonas y cada una de ellas está ambientada en los jardines típicos de diferentes países del mundo. Por ejemplo, podrás encontrar un típico jardín Japonés, otro con detalles típicos de los jardines Británicos y obviamente, encontrarás los jardines franceses más típicos.

El jardín es ideal para un paseo romántico, incluso me atrevería a decir que no es un mal lugar si estás pensando en echar la rodilla al suelo… y no quieres hacerlo en el sitio típico (Torre Eiffel…).

Entre los meses de Abril y Septiembre (excepto en Julio y Agosto), si visitas el parque por la tarde, podrás ver algunas ceremonias del Té típicas japonesas en la zona de los jardines orientales.

Bares y Cabarets secretos de París

París es una ciudad que durante muchos años se movía al ritmo del cabaret, se iluminaba con las luces de lo que fue su propio “barrio rojo” y que vibraba con el sonido que las copas de vino hacían al brindar cada noche en cada calle de París.

Una noche en la ciudad de la luz puede dar para mucho si sabes encontrar alguno de los bares secretos que vamos a compartir a continuación.

Marlusse et Lapin

Muy cerca de los sex-shops de la zona de Pigalle, en la calle “Rue Germain Pilon” está este curioso bar que seguro que os dejará sorprendidos.

Es la clase de bar donde iríais a tomar la última o penúltima copa además de algún que otro chupito (yo con mi edad ya no puedo hacer éstas cosas…). No os vamos a engañar, el bar es muy pequeño en la zona de la entrada, pero si pasáis a la zona del fondo, conocida como “el refugio de la abuela” encontraréis más espacio y os parecerá que habéis viajado atrás en el tiempo gracias a las paredes forradas con papel de flores, máquinas de coser antiguas, fotos en blanco y negro de sus antepasados colgadas en las paredes… vamos, un espectáculo! – Los domingos por la tarde suelen proyectar películas antiguas.

El Cabaret “Au Lapin Agile”

Situado en el número 22 de la Rue des Saules, 75018 París, en pleno centro del barrio de Montmartre, se encuentra el cabaret más bohemio y antiguo de París: El Cabaret Au Lapin Agile. (Ubicación en Google Maps).

Cuando se inauguró en el año 1.860, era conocido por otro nombre “Au rendez-vous des voleurs” y poco después llegó a ser conocido como “El Cabaret de los Asesinos” ya que en sus paredes se podían ver fotos de asesinos de la época y además llegó a haber un asesinato cuando una noche un grupo de ladrones entró y mató al hijo de uno de los dueños.

Años más tarde, en 1875, los vecinos de la zona comenzaron a llamarle “Au Lapin Agile” (El conejo ágil), ya que un pintor francés, pintó una señal de un conejo saltando por una ventana en su fachada y la gente asumió que aquel era su nuevo nombre.

En 1905, incluso Pablo Picasso pintó un cuadro en honor a éste Cabaret, convirtiéndolo en un lugar mundialmente conocido.

Es una visita que merece la pena 100% ya que es difícil que podáis encontrar un lugar que pueda reflejar mejor la evolución de la vida nocturna parisina.

Otros rincones secretos de París

Galería Jouffroy

Aunque en nuestro artículo sobre las Galerías de Parisinas os contamos todo sobre las galerías de los Grandes Bulevares, una que nos gustó especialmente y que casi que descubrimos por error en nuestra última visita a París, fue la Galería Jouffroy, en el Boulevard Montmartre.

La galería se inauguró en el año 1847 y en ella vas a encontrar algunas librerías con libros de más de 100 años y ediciones especiales de los grandes clásicos de la literatura. Además, más o menos en la mitad de la galería, justo después de la zona de las librerías, encontrarás un pequeño café acristalado donde preparan algunos dulces típicos franceses que están para morirse! Tiene unas pocas mesas, así que quizás te puedas sentar a tomar un café y probar algunos.

No te olvides de mirar los techos acristalados y los detalles de la decoración de los arcos que los sujetan.

El “Tour de l´Horloge”

O lo que es lo mismo, la Torre del Reloj. La torre, de casi 50 metros de altura se terminó de construir en 1353 y durante siglos ha sabido sobrevivir a diferentes acontecimientos históricos como la Revolución Francesa. En el año 1371, se instaló el reloj que hoy podéis ver y que ha ayudado a miles de parisinos a ajustar sus relojes.

La decoración del reloj, corrió a cargo del Germain Pilon, un escultor francés del renacimiento, aunque el mecanismo del reloj fue desarrollado por un relojero alemán, Henry de Wick.

Está situado en la fachada de una de las esquinas del “Conciergerie” en el Boulevard du Palais, 75001 París, en la Ile de la Cité, por lo que seguro que pasarás por delante, pero tendrás que fijarte bien y mirar hacia arriba, ya que mucha gente se lo pasa la primera vez!

El Mercado de Las Flores

Si has visto nuestro artículo sobre los mercados callejeros de París, habrás visto que ésta ciudad es ideal para los que quieren perderse por las calles de los diferentes barrios para encontrar pequeños tesoros… pues bien, éste es uno de ésos tesoros que tienes que encontrar sí o sí.

Situado en el barrio de la “Ile de la Cité” en la Place Louis Lepine, 75000 París, el Mercado de las Flores fue inaugurado en el año 1808 y algunos de los puestos de flores que encontrarás han ido pasando de generación en generación, lo cual le da un ambiente familiar y amigable.

Lo más curioso, es que los domingos, el mercado de las flores se transforma en “El mercado de los pájaros”, y aunque no nos gusta mucho la idea de ver los pájaros en jaulas, merece la pena ir y verlo ya que encontraréis especies exóticas y con colores que difícilmente podréis admirar en otros sitios.

Canal Saint Martin

Sin duda uno de los rincones secretos más bohemios y menos conocidos de la ciudad de París, el Canal Saint Martin es el hábitat natural de artistas independientes, estudiantes y todo aquel que quiere encontrar un espacio tranquilo donde relajarse o disfrutar de un rato en buena compañía y apartado del ruido de la ciudad en cualquiera de las cafeterías que encontraréis.

Si habéis visto la película Amelie (seguro que sí) entonces reconoceréis éste canal enseguida ya que en él se grabaron muchas escenas.

Tiene una longitud de casi 5 kilómetros y conecta el “Canal de l’Ourcq” con el Río Sena.

La Casa de Victor Hugo

Autor de la obra “Les Miserables”, Victor Hugo residió en el número 6 de la Place des Vosgues, 75004 París, durante casi 16 años de 1832 hasta 1848 y aquí es donde escribió su obra más importante.

Hoy en día funciona como una galería – museo y abre de Martes a Domingo de 10 de la mañana hasta las 6 de la tarde. Te recomendamos que consultes su web oficial para saber qué exposiciones hay en cada momento, ya que van cambiando durante el año.

Comparte

Sobre el autor

Deja una respuesta