Catedral de Notre Dame en París

0

Visitar la Catedral de Notre Dame

La Catedral de Notre Dame es una de las catedrales góticas más famosas del mundo y posiblemente una de las más antiguas que se conocen.

Esta Catedral ha sido el escenario de algunos de los momentos más importantes de la historia de Francia y específicamente de París. En ella se celebró la coronación de Napoleón Bonaparte.

Aunque lo más llamativo es el rosetón que se encuentra en la fachada principal, existen dos torres de casi 70 metros de alto a las que se pueden subir a través de unas escaleras de casi 400 escalones (Creo que nunca subí tantos escalones seguidos antes en toda mi vida).

Una vez arriba, se pueden apreciar mucho mejor las gárgolas que adornan la parte más alta de cada torre, la verdad es que el esfuerzo mereció la pena y os recomendaría subir si podéis.

Por cierto, si visitáis las torres a última hora del día, estad atentos ya que cuentan que a veces al anochecer  te puedes encontrar con el jorobado de Notre Dame…

Cómo llegar a la Catedral de Notre Dame

La Catedral se encuentra en la orilla sur de la Ile de la Cité, en la plaza Jean Paul II y se puede llegar en metro a través de las líneas 1, 4, 7, 11 y 14 o bien en autobús, en las líneas 21, 38, 47, 70, 72 y 81.

Realmente, si vuestro hotel está en el centro de París, podréis llegar fácilmente andando para aprovechar y visitar los barrios que rodean a la Catedral, ya que merece la pena.

Horarios y Entradas Catedral de Notre Dame

De Lunes a Viernes, el horario de apertura es de las 8.00 de la mañana hasta las 6.45 de la tarde, mientras que los fines de semana, abre hasta las 7.15 de la tarde.

Entrar a la catedral de Notre Dame es gratis, sólo es necesario pagar por subir a las torres que hemos mencionado antes y a la Cripta si eres mayor de 25 años, ya que los ciudadanos de la Unión Europea menores de 25 años, pueden entrar gratis, al igual que cualquier persona que no sea de la Unión Europea y sea menor de 18 años.

La entrada está incluida en los diferentes pases turísticos de París, como la Paris Pass por ejemplo.

Comparte

Sobre el autor

Deja una respuesta